Con tecnología de Blogger.

martes, 14 de mayo de 2019

Reseña: I'll Take Your Dead

Director: Chad Archibald
Guion: Jayme Laforest y Chad Archibald
Año: 2018

Sinopsis: El trabajo de William es desaparecer cuerpos de asesinatos relacionados con gangas. Uno de los cuerpos que el entregan para esto es el de una mujer que resultó no estar muerta. William la cura y la mantiene encerrada mientras descifra qué hacer con ella. Pero las personas que trataron de matarla se enteran de que ella sigue viva y quieren terminar su trabajo.

“I’ll Take Your Dead” es una bien ensamblada amalgama de géneros en una sola historia. En el apartado del horror, que es el que más nos interesa en estas aguas, tenemos al protagonista William, quien se dedica a disponer de los cadáveres de mafiosos desmembrándolos y disolviéndolos en ácido de una forma muy profesional, si se puede decir así. Con este trabajo se ha ganado el apodo de “The Candy Butcher” o el Carnicero de los Dulces. Por otro lado, tenemos a su hija Gloria, una preadolescente quién ha estado expuesta a la muerta por buena parte de su vida por el oficio de su padre, y quién puede ver a los fantasmas de las víctimas que su padre a dispuesto en su hogar al estilo “The Sixth Sense”. Hasta en los minutos iniciales se hace uso de una variante de la mítica frase “en ocasiones veo muertos”, un claro guiño a este clásico.

Al adentrarnos en el hogar del carnicero, dejamos atrás el horror, por paradójico que parezca, para dar paso a un drama familiar. El carnicero pasa a ser simplemente WIlliam, quien hace poco sufrió la pérdida de su esposa a manos de la leucemia. Ahora se ve en la necesidad de criar y mantener a su hija por su cuenta, algo que se torna cada vez más difícil debido a su trabajo y la edad de su hija, quien está entrando en la adolescencia. Este lazo familiar entre el padre, la madre difunta y la hija resulta ser clave en el desarrollo de la trama, ya que muchos de los eventos giran en torno a esto.

Desde los primeros minutos “I’ll Take Your Dead” te prepara para lo que será el estilo y temas de la película. En las primeras escenas vemos un montaje que pone todo en perspectiva: William haciendo su trabajo presentado de forma explícita, Gloria imitando a el trabajo de su padre con un oso de peluche de forma tan macabra como conmovedora, y los fantasmas rondando la casa para cerrar la atmósfera espeluznante.

Mientras que esta mezcla de géneros (desmembramientos, fantasmas, gangas y drama familiar) puede ser la receta para una película desastrosa, en esta es lo que la hace destacar. Mucho del crédito es gracias al guion, que logra mezclar bien todos estos géneros y crear una historia interesante y balanceada. Tanto el guion de Jayme Laforest (“Bite”) y Chad Archibald (“The Heretics”) como la dirección del propio Archibald tienen mucho mérito en crear una historia sólida, donde cada idea que se presenta se desarrolla y tiene parte importante en el desenlace. Mi única crítica es que se pudo haber utilizado de mejor forma el elemento sobrenatural, pero tampoco es algo que evite el disfrute de la película.

Otros elementos importantes en lograr que la historia sea tan cautivadora son las actuaciones y el ambiente. La historia se concentra en tres personajes, William, interpretado por Aidan Devine (‘“A History of Violence”), Gloria, interpretada por Ava Preston (“Odd Squad”) y Jackie, uno de los cuerpos que William tenía que disponer y resultó no estar muerta, interpretada por Jess Salgueiro (“Orphan Black”). Son las interacciones entre estos tres personajes lo que nos da el trasfondo de cada uno y sus personalidades y nos hace interesarnos por ellos y el buen trabajo en actuación es clave para lograrlo. Por otro lado, el tipo de trabajo de WIlliam y los eventos sobrenaturales, combinados con una limitada iluminación mantienen el ambiente tenso, aun en los momentos más emotivos.

“I’ll Take Your Dead” me pareció una película muy bien balanceada y sumamente entretenida. Quedé gratamente sorprendido por cómo se mezclan todos estos temas para crear una historia bien trabajada e interesante. Vale la pena verla.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario