martes, 7 de mayo de 2019

Reseña: Extremely Wicked, Shockingly Evil, and Vile

Director: Joe Berlinger
Guion: Michael Werwie
Año: 2019

Sinopsis: Liz, una madre soltera, se enamora de Ted Bundy sin conocer su oscuro secreto. Una vez comienza a aparecer información sobre los crímenes de los cuales es responsable, Liz está obligada a enfrentar la realidad de quien realmente es el hombre en el que confiaba.

“Extremely Wicked, Shockingly Evil, and Vile” toma su nombre de las palabras que utilizó el juez a cargo del caso de Ted Bundy para referirse a sus crímenes. La película cuenta la historia del famoso asesino Ted Bundy basado en el libro publicado por quien fue su pareja por muchos años Elizabeth Kloepfer titulado “The Phantom Prince: My Life With Ted Bundy”. En favor de quienes no conocen la historia, Ted Bundy es famoso por ser el autor de decenas de asesinatos de mujeres, violaciones, robos, agresión y actos de necrofilia en la década de los 70. Lo que distingue a este asesino en serie es que era un hombre guapo, brillante y sumamente carismático, de forma que para muchas personas era difícil creer que él fuese el autor de los crímenes por los que se le acusó. Su caso fue de tanto interés público que su juicio se convirtió en el primer juicio televisado en la historia.

Es interesante como la película no busca adentrarse en la forma de pensar de Bundy ni cómo tienen lugar los crímenes, sino que se enfoca en la imagen que este proyecta a la sociedad. Esto está tan bien trabajado que, aun sabiendo los detalles de la vida de este famoso asesino confeso, por momentos se duda que haya podido cometer crímenes tan horribles. Aunque la dirección de Joe Berlinger y el guion de Michael Werwie (“A Rose Reborn”) son parte integral en esto, son las actuaciones las que son realmente efectivas llevando este mensaje. Zac Efron (“The Greatest Showman”) logra capturar ese carisma que caracterizó a Bundy y desplegarlo como si se tratara del propio asesino. Al igual que Efron, Lilly Collins (“The Mortal Instruments: City of Bones”) como Liz y el resto del elenco hacen un trabajo magnífico.

Algo que no me gustó de la película es esperaba que la historia se enfocaría en la perspectiva de Liz ya que es basado en su libro. Sin embargo, ella está presente en alrededor de la mitad de la película, mientras que el resto se enfoca en el propio Ted Bundy y el proceso de su juicio. Cabe destacar que el juicio está muy bien trabajado y se guarda mucha atención a los detalles, considerando que son una recreación de un juicio grabado y conocido. Aparte de esto, no tengo ningún otro punto negativo sobre el que abundar, la película está muy bien trabajado en todos sus aspectos y sabe llevar su mensaje.

Esta película ha sufrido de críticas negativas debido a que personas consideran que se está glorificando la imagen de un asesino en serie, pero mi percepción sobre ella es completamente diferente. El cómo una persona puede ser capaz de hacer cosas como las que hizo Bundy, pero parecer una persona normal y agradable es escalofriante y esta película hace un excelente trabajo en representarlo. “Extremely Wicked, Shockingly Evil, and Vile” pone en perspectiva el peligro que representan estas personas en la sociedad y la vulnerabilidad de las personas que les rodean al no tener ni idea de lo que pueden ser capaces de hacer.

“Extremely Wicked, Shockingly Evil, and Vile” es una magnífica representación de lo que significa Ted Bundy en la sociedad. El claro ejemplo es como aun cuando era públicamente conocido las razones por las que esta persona estaba siendo enjuiciada, mujeres seguían comentando sobre la apariencia física de Bundy y hasta llegaban al tribunal donde tuvo lugar el juicio para verlo. Estos eran los atributos que caracterizaron a este asesino y que fueron clave en su éxito al cometer los crímenes. La película lleva un mensaje claro que tiene su más alta exposición en la escena final, con la que aún se me pone la piel de gallina solo con pensar en ella.



            

No hay comentarios.:

Publicar un comentario